miércoles, 26 de noviembre de 2008

Encuentro en Logroño y Bilbao

Llévabamos ya tiempo preparando este viaje. Hubo algunos contratiempos pero por fin llegó el día en que María Jesús y Pilar nos metimos en el coche y emprendimos camino hacia tierras de La Rioja, más concretamente a su capital Logroño. El viernes 21 con algo de retraso sobre lo que teníamos pensado llegamos a casa de Ana María, dejamos los trastos y salimos junto con Chelo, primero para ver su habitación de los tesoros, que está cada vez más llena de joyitas de hilo y aguja, y después a pasear por el centro de la ciudad, y cómo no acabar en la calle Laurel y sus adyacentes en busca de sus famosos pinchos, que con un traguito de buen Crianza hicieron las veces de cena.

A la mañana siguiente quedamos las cuatro con Sylvie para irnos juntas a Bilbao. Allí habíamos quedado en casa de nuestra amiga Esther, junto con Mariló (que había llegado desde Laredo) y Teresa. El día estaba bastante lluvioso y las de Bilbao se empeñaban en enseñarnos algo de su ciudad: museo, vistas, mar cantábrico, etc... pero todas coincidíamos en que no habíamos ido para hacer turismo, si no para estar juntas y charlar, charlar y charlar.

Sólo salimos para ir a comer a una sidrería cercana. Aquí tenéis un par de fotos de nosotras y de la mesa esperándonos para la degustación.

Pero no todo fue comer y beber. También charlamos mucho sobre labores, trucos, terminaciones,... y otras muchas cosas.
Habíamos decidido llevar cada una un regalo e intercambiarlos a modo de "amiga invisible". Esto fue lo que cada una recibió.
María Jesús recibió dos arbolitos de navidad, uno metálico dorado para poner una vela y otro hecho de punto de cruz en azul y con abalorios, que realizó Ana María.
Ana María chilló de alegría ( y todavía está babeando) cuando vió el pinkeep y el hornbook, realizados por Teresa, todos con vainicas, y que obviamente se llevó a su casita.A Sylvie le tocó en el sorteo una preciosa hada que había llevado Mariló.
A Teresa le tocó el caracol y el alfiletero que había confeccionado Chelo con sus turbo agujitas, jejeje. Esther se quedó con la caja-servilletero que había llevado Pilar. La caja había sido tratada con tinte y barniz, y en la tapa llevaba un pequeño bordado con cintas. Las servilletas eran con motivos navideños. El regaló que hizo Esther cayó en las manos de Mariló: una super estilizada muñeca Tilda, muy delgada y con un vestido veraniego corto y un peinado un poco alocado. Eso sí, muy afortunada con una gran estrella en las manos. A Chelo le tocó la labor que había hecho María Jesús. Un cojín-alfiletero bordado a punto de cruz, con los lacitos símbolo del cáncer de pecho, y una tijeritas conmemorativas de lo mismo (que adquirió en www.masquehilos.com). Todo en tonos rosa, salmón y blanco.Y por último Pilar recibió una ovejita que hizo Sylvie, blanca, blandita, suave, mmm, me encanta y se llama Lucerita, jajaja. Aquí están las dos borreguitas: la del corazón en el pecho y el lacito de rafia es Lucerita, la grande es Pilar, jajaja.
También hubo otros regalitos, por los cumpleaños, por hospitalidad, simplemente por amistad o porque sí: hadas, cuelga joyas, muñecos tilda, arbolitos de navidad, bolillos,... y hasta unos llaveros cuyos beneficios están destinados a la fundación Vicente Ferrer.
También estuvimos enseñando algunos de nuestros trabajos. Sylvie llevó dos colchitas de patchwork, una mantita de muestras de algodón y una de franela muy suave y calentita. Pilar unas puntillas de bolillos y álbumes de scrapbooking. María Jesús algunas cositas de punto de cruz.

Y así charlando y riendo nos pasamos un día maravilloso que nos gustaría repetir muy pronto. Quizá nos veamos allá por enero o febrero en la feria Creativa de Bilbao. Hasta pronto.

6 comentarios:

Carmela dijo...

Que bonito todo, y que bien os lo pasasteis, envidias me dan(de la mala, claro)

Deyanira dijo...

Que buen recuento genial, de verdad me hace feliz esto de que por este medio se hayan creado verdaderas amistades.

Anónimo dijo...

Ayyyyyyyy..... que bien que lo debisteis pasar... que envidia. A nosotras lo único que nos queda por hacer es babear... y babear de ver todas esas cosas bonitas que os regalasteis y que habéis hecho con vuestras manitas.

Besos y gracias por hacernos partícipes con la narración y las fotos.

Monchi.

aysezhu dijo...

¡Qué bien lo pasásteis!!!

Que envidia más envidiosa. :-)

besitos

Nelapx dijo...

sabeis que color tengo...... verde pistacho... ayyyyyyyyyyyyyyy.... pero que bien que las pasateis feliz de la vida...

Mati dijo...

Hola, se ve lo pasaron muy bien en el encuentro, y que bonitos regalos recivieron.

besos Mati